Buwele quiere decir “pequeñín” en alsaciano y es así como mi abuela llamaba a mi hermano cariñosamente cuando este era pequeño. En honor a ambos y en su memoria.

Vivimos en las montañas de Madrid, en un pueblo de la sierra noroeste, desde que recuerdo, una gran parte de mi familia siempre han sido animales y sigue siendo así, con el tiempo los gatos me han ido maravillando de un modo casi irracional y he acabado compartiendo mi vida con ellos y para ellos. Mi primer contacto con el “gigante americano” fue gracias a mi hermano y según he ido conociendo esta bella raza y su increible carácter he sentido el irremediable impulso de formar parte de ello.

Nuestros gatos forman parte de nuestra familia y los queremos y cuidamos como si se tratara de nuestros hijos, Los pequeños son criados con todo el cariño y amor posibles y pretendemos que, gracias al maravilloso carácter de los padres y al mimo y cuidado en su educación, nuestros pequeños tengan un carácter de ensueño.

Para hacer realidad este proyecto hemos tenido el apoyo de muchas personas, amigos, familiares, criadores.., que nos han ayudado, escuchado y aconsejado en incontables ocasiones, gracias de corazón a todos ellos por hacer esto posible.

Alejandra Nussbaum